Aprendiendo de las Vegas. R.Venturi, D.Scott Brown y S.Izenour

Aprendiendo de las Vegas

Aprendiendo de las Vegas es un ensayo de teoría arquitectónica de autoría compartida entre los arquitectos Robert Venturi, Denise Scott Brown y Steven Izenour. Se publicó en 1972 con un gran impacto, convirtiéndose en un clásico de la arquitectura de inmediato. El libro es el resultado del análisis que realizaron de las Vegas los propios autores con un grupo de estudiantes de arquitectura. En él se enseña a mirar la cultura popular sin prejuicios, invitando a aprender de ella como método de acercar de nuevo la arquitectura a la gente.

Este es uno de esos libros de arquitectura que como arquitecta a la que le interesa aprender sobre teoría arquitectónica hace tiempo quería leer. Sin embargo como ya he dicho en alguna ocasión ponerme a leer ensayo siempre es algo que me cuesta, aunque luego lo disfrute. Por eso he encontrado una buena forma de “obligarme” a leer este tipo de libros que realmente quiero leer pero que siempre voy dejando. Y es que el Colegio de Arquitectos ha hecho un club de lectura en la que una vez al mes, más o menos, nos reunimos para comentar un libro de este tipo.

El primer libro que comentamos fue Delirio de Nueva York, en el que se basó mi TFG. Este ha sido el segundo libro del club, del cual ya hemos hecho la reunión. Sin embargo y como siempre, me basaré sobre todo en mi propia opinión sobre el mismo.

Este libro, como ya he dicho, es el resultado de un trabajo docente. Para entender el contexto en el que salió a la luz creo que hay que entender un poco cómo estaba el tema de la teoría arquitectónica en la época previa. Y es que el Movimiento Moderno en arquitectura  había colonizado todo el pensamiento arquitectónico de la primera mitad del siglo XX. El Movimiento Moderno renunciaba a todo lo anterior, se desligaba de la arquitectura hecha hasta la fecha y proponía nuevas formas de entender el espacio y la estética, alejándose del ornamento que siempre había sido indisociable de la arquitectura.

Uno de los ejemplos más claros para entender esa ruptura la encontramos en Barcelona, en el recinto de la Exposición Universal de 1929 en el que se ve claramente el momento en el que empezaron a convivir los edificios historicistas con la nueva Arquitectura Moderna. Estos dos edificios se hicieron a la vez:

La figura 1 es el Palau Nacional, de Josep Puig i Cadafalch, actual sede del Museo Nacional de Arte de Cataluña. La figura 2 es el Pabellón Alemán de Mies Van der Rohe. Ambos edificios se construyeron al mismo tiempo para la Expo de 1929. Mientras el primero sigue los cánones de la arquitectura del siglo XIX, el segundo es uno de los exponentes más importantes de la Arquitectura Moderna a nivel internacional por el impacto que supuso, por ser precursor en un cambio de paradigmas en el modelo arquitectónico.

Creo que viendo estas dos imágenes juntas se puede reflexionar largamente. Porque seamos claros, la arquitectura moderna es muy rompedora y aporta muchas reflexiones de valor respecto al espacio, la materialidad, las formas, la luz, la relación entre arquitectura y arte… pero no llega al sentir popular, a la gente. Nadie ve esos edificios y les da un valor. El valor se lo das cuando los has estudiados y entiendes lo que supusieron en su momento. Imaginaos aquel momento, 1929, toda la arquitectura del estilo de la figura 1, y de repente llega Mies y coloca ahí eso.

Un ejemplo personal: El año pasado fui con mi familia a Barcelona y estuvimos por Montjuïc. Como era la primera vez que iba allí desde que había comenzado a estudiar arquitectura quería ir a ver el Pabellón Alemán. Cuando lo vimos a lo lejos mis padres me dijeron que no iban a ir hasta tan lejos para verlo, que no les atraía nada. Y no fueron. Solo mi hermana se animó a acompañarme.

Pabellón Alemán. Mies Van der Rohe

Pabellón Alemán en Barcelona. Mies Van der Rohe

Unos meses más tarde volví y pagué para entrar. Solo había otros estudiantes de arquitectura.

Y es que, como dice un artículo de elperiodico.com, es el edificio más importante de Barcelona y el menos famoso

(https://www.elperiodico.com/es/barcelona/20180503/el-edificio-mas-importante-y-menos-famoso-de-barcelona-6798588)

¿Y esto por qué es? Pues por lo que he dicho antes, porque la Arquitectura moderna no llega a la gente. Y ejemplos de estos hay miles con otros edificios Modernos del mundo, como por ejemplo la Looshaus, el edificio que es el máximo exponente del arquitecto Adolf Loos. Un paradigma de la Arquitectura moderna. Juzgar por vosotros mismos:

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Looshaus. Adolf Loos

Y esta es una pregunta que se hacen aún muchos arquitectos teóricos: ¿Por qué la arquitectura moderna no se pone en todo su valor? ¿Por qué la gente se fija en el edificio historicista anodino y no en la obra maestra de arquitectura moderna?

Ahí está una de las cuestiones que trata Aprendiendo de las Vegas. Después de más de cuarenta años de, simplifiquémoslo, “cubos blancos”, en 1972 llegan Venturi, Scott e Izenour y dicen basta. Pero ellos en vez de fijarse en los edificios historicistas y ver por qué gustaban más que los modernos, deciden fijarse en un modelo mucho más actual. Ellos mismos dicen que las Vegas son la Roma del siglo XX. Ya que, ¿por qué fijarse en arquitectura del pasado cuando había en ese momento una arquitectura nueva que se desvinculaba de la moderna, que atraía a la gente y hablaba de cosas nuevas?

Y es así como deciden dejar todos los prejuicios modernos en contra de Las Vegas y se van allí con su grupo de estudiantes a analizar qué está pasando a nivel arquitectónico y urbano en las Vegas.

¿Y qué tenía las Vegas que no tiene la arquitectura moderna? Respuesta rápida que da este libro: El simbolismo.

Me atrevo a añadir yo: el ornamento.

Ahora quiero hacer varias aclaraciones que a mí me parecen importantes:

  1. Las Vegas de 1972 no son como las Vegas de 2018, que a su vez no serán como las Vegas del futuro. En este libro se analiza el Strip Comercial de las Vegas de esa época. En estas fotografías, que he sacado de este artículo se ve bien:

http://www.cafedelasciudades.com.ar/urbanidad_124.htm

LV2

     2010                                                                      1970

  1. El libro está dividido en dos partes, la primera es el análisis de las Vegas extrayendo ciertas conclusiones del mismo. Y la segunda, que fue un añadido posterior, habla sobre la aplicación de algunas de las cosas aprendidas de las Vegas en la propia arquitectura de estos arquitectos.
  2. Esta obra es una crítica al movimiento moderno que abocó al posmodernismo en arquitectura.

En este ensayo se analizan todos los componentes del Strip Comercial. Se comienza analizando el impacto de los carteles en este tipo de urbanismo, el reclamo de letreros luminosos como estrategia comercial. Se estudian en profundidad varias de las arquitecturas que se generan aquí: los hoteles, los casinos y las capillas nupciales. Por ejemplo, una de las cosas que más me llamó la atención fue cómo se describe un casino por dentro: La importancia de la oscuridad interior y de la perpetua luz artificial para generar un clima de atemporalidad, para que así puedas jugar hasta el infinito; la colocación en la entrada de las máquinas tragaperras para que tengas que pasar necesariamente por ellas; el uso de jardines interiores muy luminosos que contrastaban con el interior del local…

A nivel urbano se habla de que las Vegas es una ciudad, como todas en aquel momento, pensada para el coche. Recorrer el Strip andando es un infierno porque las distancias no están pensadas para eso. De hecho la gente cogía el coche incluso para ir de un casino a otro que estuvieran al lado. Y esto se ve claramente aparte de porque las distancia entre los carteles y los locales eran considerables, el aparcamiento tenía un lugar preferente. Antes de llegar a la puerta del casino podíamos ver el gran aparcamiento delante. Hoy realmente en los centros comerciales sigue siendo así.

Pero lo que más me ha gustado de este libro es la clasificación que hace de los edificios en dos categorías: Pato o “Tinglado decorado”.

300_duck_shed_sketch

Dibujo de Aprendiendo de las Vegas

Y es que según esto todos los edificios se pueden clasificar en estos dos tipos.

-Pato: edificios que tienen el simbolismo en sí mismos, en su estructura y forma.

-“Tinglado decorado”: Edificios básicos que tienen el simbolismo adherido pero que puede separarse. Este simbolismo en las vegas está separado, y lo representan los carteles. Por eso los edificios de aquella época de las Vegas eran también “cubos blancos”, pero esta vez con su cartel luminoso decorado al lado.

En el libro se ponen muchos ejemplos de ambos tipos de edificios. Mientras que la arquitectura moderna hace edificios-pato, la arquitectura posmoderna junto a Venturi, Scott e Izenour procura hacer edificios que sean tinglados decorados.

Claro que si nos ponemos puristas hay pocos edificios “puros”. La mayoría de edificios son una mezcla entre uno y otro. Sin embargo la crítica más importante que se hace aquí es que la arquitectura moderna, que está huyendo del simbolismo para llegar a las formas más básicas, no se puede desprender del simbolismo porque al eliminar cualquier otra manifestación artística el propio edificio se convierte en la obra de arte, aunque no  parezca evidente.

Me dejo cosas, pero eso es en esencia lo que a mí más me marcó de la primera parte. La segunda parte del libro según dijeron en el club de lectura era más un resumen de otro libro de Robert Venturi: Complejidad y Contradicción en arquitectura, que también me gustaría leer. Esta segunda parte aunque se centra en poner ejemplos y clarifica algunos conceptos creo que a nivel teórico es menos potente, porque los ejemplos que ponen son de sus propias obras, y siendo sinceros… Creo que es mejor a veces separar la teoría de las obras de sus arquitectos. Porque ellos decían cosas que yo no veía nada claras, y creo que en eso en el club estábamos todos de acuerdo, que al aplicar sus teorías la cosa flojeaba mucho.

Como por ejemplo cuando comienzan a hablar de su obra la Guild House como ejemplo de Tinglado decorado porque habían puesto un cartel con el nombre del edificio. Bueno realmente es por alguna cosa más pero la más importante es esa.

Venturi_Guild_House

Guild House. Robert Venturi y Denise Scott Brown

Yo eso no se lo compro, la verdad. Creo que se pueden hacer tinglados decorados más bonitos que eso. ¿O no era el objetivo que a la gente le gustara la nueva arquitectura?

Con el ejemplo de la Guild Haus se explayan bastante, pero en general a mí como no me convenció dejo las conclusiones para cada uno.

Pero bueno para cerrar quiero dejar una cita que fue comentada en el club, que es la cita con la que se termina el libro:

“Ya es momento de reevaluar la otrora horripilante declaración de John Ruskin, según la cual la arquitectura es la decoración de la construcción, pero sin olvidar la advertencia de Pugin: está muy bien decorar la construcción, pero nunca construyamos decoración.”

Para terminar y por si no lo sabíais, Robert Venturi y Denise Scott Brown eran matrimonio y la mayoría de obras las hicieron juntos. Sin embargo y para variar, Scott fue bastante invisibilizada, llegando el punto de que en 1991 le fue otorgado el premio Pritzker (el nobel de arquitectura) solo a Venturi. Y es que de invisibilización de mujeres en arquitectura, como en todo, da para largo.

¡Hasta el próximo libro!

Cristina.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s